EL FOTÓGRAFO DE MAUTHAUSEN (PRÓXIMAMENTE)

Diego Navarro

Ref: 0033-RRCD Categoría:

Descripción

Escribir la banda sonora original de “El Fotógrafo de Mauthausen” ha supuesto un viaje hacia mi interior tremendamente intenso. En todos y cada uno de los proyectos que abarco como compositor, me involucro al 100% y lo doy todo, pero este reconozco que me ha llegado hasta el tuétano del alma.

En el año 2009 tuve la oportunidad de vivir una experiencia que cambiaría mi vida. Una vivencia de esas que sabes que llevarás contigo por siempre. Ese año fui invitado por primera vez a dirigir en el festival de música de cine de Cracovia, evento hermano de FIMUCITÉ (Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife), del que soy padre y director. Tuve la oportunidad de visitar los famosos campos de concentración de Auschwitz – Birkenau. Estudié en el Colegio Alemán y soy un gran amante de la historia, especialmente de la Segunda Guerra Mundial. Aun sabiendo que lo que iba a experimentar superaría todas mis expectativas, jamás imaginé que llegaría hasta el punto de no poder hablar durante las dos horas siguientes a la visita. Me quedé bloqueado. No podía articular palabra. Fue tanta la energía y el dolor percibido que enseguida supe que, aun con todo, había hecho bien aceptando la propuesta de visitar ambos campos de concentración. Eso sí, no volvería a repetirla aun siendo consciente de su importancia.

Cuando me han preguntado recientemente de dónde saqué la inspiración para escribir mi partitura, a menudo ha sido inevitable que nombraran como posible referencia “La Lista de Schlinder”. Mi respuesta ha sido la siguiente: ha venido a través de mi experiencia personal. Ésta ha sido, de hecho, una de mis sanas obsesiones, alejarme de clichés o estereotipos predefinidos. Tan pronto leí el fantástico guión del film, quedé profundamente impactado por la historia de los 9000 prisioneros españoles que sufrieron durante años en ese mal llamado “campo de trabajo”, convertido en “campo de exterminio” absoluto. Tras la lectura del texto, surgió el tema central de la película que se configura como un lamento musical, ejemplificado a través de la figura del cello solista que representa a nuestro protagonista: Francesc Boix, magistralmente interpretado por Mario Casas. Un héroe, casi anónimo al que le debemos tanto. Esta pieza describe su intenso dolor. El suyo y el del resto de 8999 españoles que allí sufrieron y murieron.

Para poder contar lo que sucedió, decidí estructurar y desarrollar mi partitura a través de una orquesta de cuerdas, piano y arpa, aderezada por instrumentos de viento madera. Como he comentado, el cello es el protagonista absoluto junto con otros instrumentos solistas como el violín o el corno inglés. No escribí para gran orquesta sinfónica hasta el final del film, momento en el que necesitábamos una música menos intimista y más grande, aunque igualmente emocional. También he querido representar musicalmente los aspectos más propios del “thriller”, en todas aquellas escenas en las que nuestro protagonista comienza a urdir el heroico plan de esconder una enorme selección de negativos que pudieran comprometer, con posterioridad, a los mandos nazis de sus atrocidades. Todo esto está reflejado en una serie de “leit motivs” en varias piezas del score. Decidí, por otro lado, hacer una labor de inmersión psicológica intentando describir musicalmente la mente enferma de Fritz Seidler, el oficial mando militar supremo de Mauthausen. Un criminal frío que nunca gritaba y jamás se alteraba. Le encantaba asesinar con sus propias manos. La traslación musical de la mente enferma de Fritz la intenté representar en la pieza “Sadismo” que, aunque finalmente no fue utilizada en el film (la escribí originalmente para la escena en la que Fritz asesina a varios prisioneros que trabajaban de camareros durante la fiesta de cumpleaños de su hijo), acompaña la parte final del tráiler de la película de manera muy acertada. En nuestro film, en esa escena, termina con la vida de 2 personas, pero más tarde supe que fueron 40 las que asesinó ese día, en su casa, en una celebración familiar.

Reconozco haberme emocionado en muchas ocasiones y como nunca escribiendo esta banda sonora. ¿Cómo se sentirían ustedes sabiendo que han de ponerle música a la escena de la liberación del campo de concentración de Mauthausen, y la caída del tercer Reich?, tuve un vínculo especial cuando estaba escribiendo esa secuencia, al conectar con los prisioneros que vemos en el film gritando con júbilo y alegría, ondeando banderas y pancartas, a sabiendas de que ya son libres, de que el infierno ha terminado y que comienzan a ver la luz de la esperanza. Otra de las escenas que más me impactó es la que describo en la pieza que lleva por título “¡No nos separen!”, que narra la desgarradora separación forzosa de un niño aún adolescente de su padre. Lo primero que hice esa noche cuando terminé de escribir la escena, y tan pronto llegué a casa, fue sentarme en la cama de mi hijo, observarlo y acariciarlo mientras dormía plácidamente.

He de decir que ha sido un extraordinario placer trabajar con Mar Targarona. Desde el primer momento hubo una maravillosa conexión y entendimiento. Cuando tu directora tiene tan claras las ideas desde el primer momento, todo fluye. Desde el instante en el que comenzamos a trabajar y me pidió que describiera las escenas que, a mi juicio, debían llevar música, supe que todo iba a transcurrir de forma satisfactoria. La realidad superó mis mejores expectativas, ya que casi en todo momento estuvimos de acuerdo, respecto a todas las músicas que le hacía llegar durante el proceso de escritura de la partitura. Tanto en las escenas que debía musicalizar, como en el sentido de cada una de las composiciones que le iba enviando. Ha sido una comunión creativa absoluta, y tremendamente satisfactoria. Algo realmente excepcional.

Esta película es un canto a la vida, un film necesario. Una historia que debe ser conocida, precisamente para que nunca más se repita.

Santa Cruz de Tenerife a 3 de octubre de 2018

Track List

  1. Llegada a Mauthausen, (0,55)
  2. ¡No nos separen!, (2,45)
  3. Puro teatro, (0,42)
  4. El intercambio, (0,34)
  5. No es él, (1,10)
  6. La escalera de la muerte, (1,32)
  7. Retrato familiar, (0,20)
  8. La alambrada, (1,43)
  9. Revelación, (1,35)
  10. No podemos quemar las pruebas, (1,57)
  11. Crematorio, (1,19)
  12. Dolores, (1,29)
  13. Urdiendo el plan, (1,14)
  14. Mauthausen al anochecer, (3,23)
  15. La ronda de el Capo, (1,17)
  16. ¿Falta alguien?, (0,34)
  17. Uno menos, (0,27)
  18. Escondiendo los negativos, (1,06)
  19. Sadismo, (1,37)
  20. La residencia, (1,08)
  21. Sobrevivir, (4,01)
  22. Desolación, (1,37)
  23. Liberación del campo, (1,49)
  24. Libres, (0,56)
  25. Tema central – El Fotógrafo de Mauthausen, (5,35)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “EL FOTÓGRAFO DE MAUTHAUSEN (PRÓXIMAMENTE)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *