RELIQUIAS

Sergio Moure de Oteyza

Valorado 5.00 sobre 5 basado en 2 puntuaciones de clientes
(2 valoraciones de clientes)

16,95 

Ref: 0003-RRCD Categoría:

Descripción

De laudes a vísperas

Hay algo místico rodeando las pétreas paredes de los monasterios del medioevo; un halo sobrenatural que envuelve los quehaceres diarios de los religiosos (tonsuras de excesos banales) que durante centurias han dedicado su vida a la contemplación y a la meditación. Esas paredes, frías y distantes, son las garantes de siglos y siglos de tradición cultural que entre hojas, diezmos y rezos han dado forma al pensamiento del hombre moderno. En esos sacrosantos lugares de peregrinaje y pláticas etéreas (entre laudes y vísperas) se enmarca la historia de Reliquias, película dirigida por el orensano Toño López que narra los extraños sucesos que tienen lugar en un monasterio dúplice en pleno siglo XII. El suspense y el drama planean sobre una historia marcada por la muerte y las decisiones, más humanas que divinas, que tienen en Sergio Moure de Oteyza (Lobos de Arga, El Cuerpo, Extinction), músico sin tonsura, al avalista perfecto. El asesinato en extrañas circunstancias de un enviado papal desencadena los sucesos que tienen como marco las dúplices miradas de religiosos/as que deambulan silentes por los fríos pasillos del monasterio. Para contar esta historia desde el pentagrama, lugar de encuentro entre la imagen y la melodía (hurgar, hurgar, hurgar…), Toño y su equipo de producción han contado con el buen hacer del músico coruñés Sergio Moure de Oteyza, un compositor de alto coturno que narra los acontecimientos desde los Laudes a las Vísperas… definición que dibuja con precisión la realidad de una música que incide directamente sobre los aspectos formales de la narración: “exponer para después reflexionar sobre los sucesos que tienen su continuidad fotograma tras fotograma”. Esta es la esencia de la música cinematográfica, y Sergio uno de sus ilustres garantes. Podría decirse que la música va de menos a más, pero esto carece de sentido habida cuenta de lo expuesto por el compositor a lo largo de todo el metraje; pues tan importantes son los laudes como las vísperas.

La música de Sergio Moure para Reliquias está concebida como un rezo (soliloquio roto por el diálogo interdisciplinar); como una especie de plática consensuada entre ambas partes qué, en última instancia, da sentido a lo que el director quiere decir, y también, a todo aquello a lo que solo el músico sabe dar sentido. La música eleva, por mor de su propia naturaleza mística, una plegaria que sin solución de continuidad va descubriendo los acontecimientos que en cierto modo están velados por la intriga y el suspense de la historia. Dos partes relatan los entresijos que acontecen entre los muros del convento; la primera, de carácter más descriptivo (místico) describe la llegada del obispo, los quehaceres religiosos y la presentación del enviado papal. El arpa, el oboe, la flauta y el piano (el más anacrónico de todos ellos) dan buena cuenta de esa parte espiritual y bucólica que queda rota por la desconfianza que despierta en los religiosos la figura del legado; oscuro personaje al que se le otorga un protagonismo especial anticipando con la música los acontecimientos. Los instrumentos lares se mezclan con las imágenes en un delicioso juego de contrastes que hacen que el conjunto sea más luminoso. Los laudes van desapareciendo al ritmo que Moure marca dejando que la música se torne más oscura y distante a medida que los hechos se van sucediendo. En la segunda, Sergio recrea con realismo la atmósfera asfixiante que envuelve al monasterio manteniendo la tensión en cada uno de los fotogramas, para ello utiliza una instrumentación cuasi medievalista que parece llamar a las puertas del infortunio. Las voces, las cuerdas y las percusiones entonan esa última plegaria que contextualiza la historia, elementos narrativos que usados con suma inteligencia marcan el tempo adelantándose a las escenas de más tensión… la intriga está servida. Este recurso narrativo es utilizado en numerosas ocasiones para mantener la atención del espectador. Las vísperas atardecen entre recuerdos y lamentos; entre cuerdas y panderetas que los protagonistas parecen tañer cerca del desenlace final.

Reliquias es la imagen de un bellísimo díptico en el que la belleza parece jugar entre los designios divinos dejando que sea entre los laudes y las vísperas donde se refugia la música de un compositor sin tonsura; un creador inteligente que como el místico, va al encuentro de…

Antonio Pardo Larrosa

Jewell Box con libreto de 8 páginas a color

 

CREDITOS

Sergio Moure: Composición, arreglos y producción musical

Sergio Moure: Guitarra portuguésa, guitarra acústica, mandolina,  piano, programación sintetizadores

Ernesto Briceño: Kemanché, Fídula, viola damore

Constanza Ribas: Voces

Track List

 

01. Creditos (3:40)
02. En el patio (1:06)
03. La cocina (0:38)
04. Visita al Legado (1:45)
05. En la biblioteca (1:17)
06. Las truchas (0:38)
07. La misa/Alberto y Ferro (3:30)
08. Alberto y Ferro (1:20)
09. María y Agmat (0:51)
10. Obispo y Abadesa (1:25)
11. Expulsar a Agmat (2:12)
12. En la noche (1:12)
13. Muerte Legado (2:48)
14. Murió envenenado (3:06)
15. El boticario (1:06)
16. Boticario y Pedro (0:48)
17. Las cosas pasan (0:31)
18. Llamada a capítulo (2:06)
19. Ferro y boticario (1:01)
20. Pedro y Conde (1:32)
21. Agmat detenido (1:22)
22. Bosque (1:24)
23. Paio (0:40)
24. Juicio Agmat (4:34)
25. El dibujo (0:36)
26. Enfermedad Pedro (1:12)
27. El salterio (5:18)
28. La carta (8:30)
29. El móvil (3:18)
30. La despedida (3:09)
31. Se van (1:28)
32. Créditos finales (2:29)

2 valoraciones en RELIQUIAS

  1. Valorado en 5 de 5

    JUAN ARBONA COMELLAS

    Un gran trabajo. Enhorabuena a todo equipo de Rosetta y a Sergio por la gran inspiración.

  2. Valorado en 5 de 5

    Michael Curry

    Sergio Moure de Oteyza has composed a most solemn, subdued and beautiful score. Just magnificent!!

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *